Las empresas se adaptan al futuro Freelance

Las empresas se adaptan al futuro Freelance

La Gig economy está aquí para quedarse, satisfaciendo las necesidades de los trabajadores freelance y las empresas. Las empresas se adaptan al futuro freelance aprovechando el talento y las capacidades de los freelancers que imponen una curva de aprendizaje a las corporaciones.

Las motivaciones y aspiraciones de los empleados de la gig economy a menudo difieren significativamente de las de los empleados tradicionales y, por lo tanto, de la experiencia de la mayoría de los empleadores corporativos.

Para aprovechar al máximo el talento freelance, los ejecutivos de las empresas tradicionales deben adaptar sus prácticas y estrategias de gestión para atraer a personas a las que no les gustan las grandes corporaciones, y encontrar formas de integrarlos en sus operaciones.

Algunos pasos que las empresas pueden tomar para gestionar y participar de la gig economy:

Adoptar las plataformas de trabajo y trabajo compartido para aumentar la flexibilidad de su empresa.
Cuando se trata de obtener habilidades y talentos escasos y responder a las cambiantes demandas de los clientes, éstas plataformas pueden ser herramientas muy valiosas.
Las plataformas Gig ya ofrecen acceso a un volúmen importante de la fuerza laboral en todas las industrias.

Mapear las habilidades que posee su organización y las que le faltan.
Muchas compañías carecen de los datos básicos necesarios para mapear las habilidades actuales y una función de previsión para determinar los requisitos de habilidades futuras. Esas herramientas permitirá a los líderes adquirir habilidades críticas y determinar dónde y por qué los freelancers encajan en la imagen: flexibilidad, velocidad, arbitraje de costos o acceso al talento.

Definir la estrategia de abastecimiento de talento freelance.
Es posible acceder a plataformas y redes de trabajo compartido existentes o crear propias. Al usar las redes existentes, las empresas deben ser deliberadas al elegir a aquellos proveedores con profesionales independientes de alta calidad que conocen los procesos y procedimientos de trabajo de la compañía.

Philips, la multinacional holandesa de tecnología, creó su propia solución, Philips Talent Pool.
La plataforma le permite enfrentar el doble desafío de mantener un grupo de profesionales independientes familiarizados con la compañía y evaluar la calidad de su trabajo.

Las plataformas de trabajo compartido, ya sean de construcción propia o externas, permiten a las empresas disponer de una red más amplia de recursos, específicamente para habilidades escasas.
No solo contrate a profesionales independientes, intégrelos.
Para sacar el máximo provecho de los freelancers, las empresas deben adoptar nuevas capacidades, sistemas de soporte y diversas formas de trabajar.

La integración real de los trabajadores freelance para que puedan desempeñarse a un alto nivel, requiere la voluntad y la flexibilidad para crear flujos de trabajo y procesos adaptables.
Las empresas deben articular claramente la función que cumplen éstos trabajadores y el propósito de integrarlo,s para obtener amplio apoyo interno y alineación con otros trabajadores.

Aprovechar los nuevos servicios de soporte de la gig economy.
Las inversiones relacionadas con la gig economy están cambiando de la financiación de los marketplaces hacia el desarrollo de tecnologías adyacentes.
Estos últimos incluyen servicios como el procesamiento de facturas, nóminas y la provisión de seguros para freelancers, y el desarrollo de espacios de trabajo compartidos.

Estos movimientos hacia sistemas adyacentes no se limitan a las startups. Las grandes multinacionales también están participando, y muchas están liderando el camino, como demuestra la adquisición de Fieldglass por parte de SAP.

Participar activamente en el diálogo regulatorio.
La regulación de la gig economy está evolucionando rápidamente.
Nueva Zelanda ha prohibido el trabajo on-call, Irlanda ha cambiado su definición legal de autoempleo, en los tribunales de USA hay demandas de empleados de Uber reclamando estatus de empleado, una investigación parlamentaria del Reino Unido ha calificado el trabajo gig como “sobre carga del estado de bienestar”, y las huelgas de los trabajadores gig holandeses han obligado al gobierno holandés a establecer un grupo de trabajo para estudiar el fenómeno.

Si bien todas estas situaciones fueron provocadas por cuestiones que involucran a trabajadores de baja habilidad, las compañías pueden encontrar que también enfrentan restricciones y resistencia cuando contratan a trabajadores de mayor calificación.

La mejor manera para que las empresas se mantengan al tanto de la evolución de las regulaciones es mantener el diálogo con los reguladores, legisladores, propietarios de plataformas laborales y líderes de opinión.

También deben monitorear los desarrollos regulatorios y los cambios en la opinión pública y la percepción.

A pesar de los desafíos que enfrentan los freelancers en muchos países, el trabajo gig ofrece beneficios claros para aquellos que valoran la flexibilidad y el trabajo autónomo.

Las compañías que son cuidadosas y diligentes en atraer, compensar y retener a los trabajadores freelance, además de sus empleados tradicionales, cumplen una importante función social como empleadores, y fortalecen el tejido social y talento de su propia organización.

Las empresas se adaptan al futuro freelance a pasos agigantados.

FUENTE: BCG

Deja un comentario