Empresas verdes y teletrabajo


Ya entrados en 2019, aún tenemos en la mente los propósitos de Año Nuevo y todas las cosas que podríamos hacer en estas 365 oportunidades que nos da la vida. La lógica dice que mientras no los replanteemos y les demos una vuelta de tuerca, nada será diferente y los objetivos por lograr empresas verdes seguirán siendo esperanzas de sueños por realizar.

 

A nivel organizacional, la moda de lo verde y lo ecológico está en todas las empresas, son varios los años que escucho sobre las empresas sustentables, cero papel, productos verdes, apoyo al reciclaje, etc.; sin embargo, no terminan de encuadrar sus estrategias con lo realmente importante, un cambio de consciencia organizacional, en donde son los propios empleados los impulsores de iniciativas que permitan una empresa realmente ecológica.

Se nos sigue olvidando que cualquier cambio realizado por moda no surtirá efectos organizacionales a menos que los más comprometidos sean los clientes internos.

Además, las empresas verdes no pueden ser solo una etiqueta, tiene que ser una premisa de vida organizacional, más allá de que varios estados incentiven a las empresas que disminuyen su huella de carbono.

La realidad nos dice que se trata de un cambio cultural, una toma de consciencia que como ciudadanos debemos asumir, por ello la oportunidad del teletrabajo encaja perfecto en todas las iniciativas verdes que se implementen en las organizaciones.

 

El teletrabajo y los beneficios para el medio ambiente

 

En la actualidad dejo de ser impensable tener una reunión de negocios con personas en Japón, Argentina y España, cada una en sus países y cumpliendo sus agendas diarias, la virtualidad hace que esto sea una realidad, facilitando la generación de negocios locales, nacionales y regionales.

Gracias a las facilidades de la tecnología podemos ser productivos, ambientalistas y globales al mismo tiempo, encontrando entre los beneficios del teletrabajo los siguientes:

1) Un teletrabajador no se traslada, disminuye la emisión de CO2 al ambiente; el cual tuvo en el 2018 un aumento de 2,7% respecto al 2017, según un informe científico presentado en la última Conferencia sobre el Clima de la ONU.

2) Evita el desperdicio, no imprime de forma innecesaria, no utiliza papel, toda la tramitología se lleva de forma digital.

3) Ahorra recursos como agua y energía eléctrica, porque sabe que su consumo debe ser medido para evitar un aumento en sus gastos mensuales.

4) Mejora su calidad de vida, reduciendo considerablemente sus niveles de estrés al evitar enfrentarse al tráfico, el cual en muchas ciudades se vuelve imposible y la mayor dificultad a sortear todos los días.

5) Aumenta la convivencia familiar, el no trasladarse implica estar más tiempo en casa y generar mejores lazos parentales.

6) Dispone de mayor tiempo para actividades lúdicas como practicar deporte o su hobby favorito, mejorando sus condiciones físicas, emocionales e intelectuales.

 

Casos de éxito a nivel de teletrabajo

 

Empresas tradicionales consideradas un éxito en la implementación del teletrabajo han demostrado que se puede pasar de la conceptualización a la práctica con compromiso, voluntad y acción, entre ellas cabe mencionar:

1) Apple, desde su página web ha publicado varios anuncios que implican teletrabajar, por ejemplo, un “home advisor” o un asesor de servicio al cliente que trabaja desde casa, el requerimiento es tener disponibilidad cuando sean solicitados por los usuarios en búsqueda de soporte y ayuda.

2) Amazon, es otro caso exitoso, no sólo ofrece puestos de trabajo remoto, sino que sus empleados tienen derecho a prestaciones, seguros y capacitación.

3) Disney, el mundo del entretenimiento no podía quedarse atrás, en su caso ofrecen trabajos remotos desde su plataforma de empleo, los que incluyen asesorías a tiendas de la compañía, entre otras actividades que no implican dedicación de tiempo completa.

4) A nivel latinoamericano esta modalidad se está implementando a través de consultorías en varias áreas como diseño, prensa, comunicación, siendo un caso visible el de Rombus en donde el trabajo no solo se hace de forma remota sino en compañía de equipos que crean una experiencia profesional de innovación e interacción, siendo un gran valor agregado para los clientes que la contratan.

Con todo esto queda demostrado que el teletrabajo genera no solo empresas verdes y puestos de trabajo verdes, sino empleados más conscientes de su huella ambiental y con mayor predisposición a ser ecológicos y cuidar el planeta.

Deja un comentario